Li-Fi: la tecnología que promete conexiones de hasta 224 Gbps

0

Imagina por un segundo, un mundo donde cada uno de los miles de millones de bombillos actualmente en uso funcionen como un punto de acceso inalámbrico, entregando conectividad a velocidades completamente imposibles con cualquier router Wi-Fi convencional. Ese era el objetivo del hombre que inventó una tecnología de este tipo, y esta semana, el Li-Fi dio un paso fuera del dominio de la ciencia ficción y dentro de la realidad, cuando se demostró que esta nueva y revolucionaria tecnología proporciona una velocidad 100 veces mayor que la actual tecnología Wi-Fi en pruebas reales.

Que es la tecnología Li-Fi?

Una pequeña compañía de Estonia llamada Velmenni utiliza una bombilla compatible con Li-Fi para transmitir datos a velocidades de hasta 1 gigabit por segundo (Gbps), o lo que es lo mismo, aproximadamente 100 veces más rápido que la tecnología actual Wi-Fi, lo que significa que una película de alta definición podría ser descargada en cuestión de segundos. Aunque las pruebas en el mundo real suelen ser las primeras en llevarse a cabo (y las más confiables), las pruebas de laboratorio han demostrado velocidades teóricas de 224 Gbps.

Así que, ¿qué es Li-Fi, cómo funciona, y cómo realmente revoluciona la forma de conectarse a Internet? Li-Fi, literalmente “Light Fidelity” utiliza la tecnología de las comunicaciones de luz visible (VLC), la cual ofrece, de forma bidireccional, comunicaciones inalámbricas de alta velocidad y confiabilidad, de una manera similar al Wi-Fi. Promete enormes mejoras en la velocidad promedio de conexión, así como comunicaciones más seguras y reducción en la interferencia del dispositivo.

El término fue acuñado por el físico alemán Harald Haas durante una charla TED, cuando estableció la idea de usar bombillas como enrutadores inalámbricos. Ese discurso fue hace cuatro años, y mucha gente especuló que, al igual que muchos de los “avances revolucionarios” el Li-Fi podría seguir el camino de otras “grandes cosas” y nunca terminar de materializarse. Un año después de su charla TED, sin embargo, Haas, ahora profesor de comunicaciones móviles en la Universidad de Edimburgo, creó el grupo pureLiFi con un grupo de personas que habían estado investigando la tecnología desde el año 2008. La compañía afirma ser el “lider mundial en tecnología Li-Fi” y afirma haber creado dos productos. Y el miércoles, pureLiFi anunció una asociación en la que una compañía de iluminación industrial francesa desplegaría la tecnología Li-Fi en sus productos a partir del tercer trimestre del 2016.

Li-Fi , la tecnologia que puede dejar atras al Wi-Fi
Li-Fi , la tecnologia que puede dejar atras al Wi-Fi

¿Cómo funciona Li-Fi?

Cuando una corriente constante se aplica a una bombilla LED, una corriente constante de fotones son emitidos desde el bulbo, lo que se observa como la luz visible. Si la corriente varía lentamente, la intensidad de salida de la luz se atenúa conforme va variando. Debido a que las bombillas LED son dispositivos semiconductores, la corriente (y por lo tanto, la salida óptica) puede ser modulada a velocidades extremadamente altas, que pueden ser detectadas por un dispositivo fotodetector y convertida de nuevo a corriente eléctrica. La modulación de la intensidad es imperceptible para el ojo humano, y por lo tanto la comunicación es tan transparente como el Wi-Fi. Usando esta técnica, la información puede ser transferida desde una bombilla LED a altas velocidades.

Quizas te interese   Wish: Haciendo negocios en Facebook

Haas dijo durante su charla TED en 2011 que la infraestructura actual permitiría que cada bombilla LED se transforme en un router inalámbrico ultra rápido. “Todo lo que tenemos que hacer es encajar un pequeño microchip a cada dispositivo de iluminación, y esto combinaría dos funciones básicas: la iluminación y de transmisión de datos inalámbrica,” dijo Haas. “En el futuro, no sólo vamos a tener 14 mil millones de bombillas en todo el mundo, podemos tener 14 mil millones de routers Li-Fi desplegados en todo el mundo para un futuro más limpio, verde y brillante.”

Sin embargo, dado que la tecnología Li-Fi utiliza la luz visible como medio de comunicación, no funcionará a través de las paredes. Esto significa que para tener una red Li-Fi en toda la casa, estas bombillas tendrán que estar en cada habitación (y tal vez incluso la nevera) para tener conectividad sin inconvenientes.

Otra cuestión importante es que Li-Fi no funciona al aire libre, lo que significa que el Li-Fi no será capaz de reemplazar las redes Wi-Fi públicas a corto plazo. Mientras que el empleo de Li-Fi en la luz solar directa no será posible, pureLiFi dijo que se puede utilizar en interiores, incluso cuando la luz del sol está presente.

Por supuesto, uno de los mayores inconvenientes es el hecho de la bombilla tiene que estar encendida todo el tiempo para proveer conectividad. Mientras que no va a ser un problema en entornos industriales y de venta al por menor, será un gran inconveniente en ambientes domésticos.

En declaraciones a la International Business Times del Reino Unido esta semana, Deepak Solanki, director general de Velmenni, dijo que la tecnología podría llegar a los consumidores en tres o cuatro años. “Estamos haciendo algunos proyectos piloto dentro de las diferentes industrias en las que podemos utilizar la tecnología VLC,” dijo Solanki. “Actualmente, estamos diseñando una solución inteligente de iluminación para un entorno industrial donde la comunicación de datos se realiza a través de la luz. También estamos haciendo un proyecto piloto con un cliente privado donde estamos creando una red Li-Fi para acceder a Internet en su espacio de oficina”.

Así que, ¿puedo deshacerme de mi enrutador Wi-Fi? Probablemente es mejor que no lo hagas todavía. Va a tomar algún tiempo para que la tecnología Li-Fi llegue al consumidor general, y cuando lo haga, es probable que trabaje en conjunto con las redes Wi-Fi para evitar inconvenientes y ofrecer una experiencia más general.

Fuente: WWWhatsnew

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here