Los chicos de la publicad en la cara – Buy my face

0

En tiempos de crisis hay 2 cosas que pueden ayudarte a sobrellevarla o bien superarla, la creatividad como factor innovador y la publicidad en factor de aumentar tu número de ventas. Ross Harper y Ed Moyse recién graduados de la universidad de Cambridge, combinaron estos 2 factores y lograron superar la crisis que tenían.

Estos 2 estudiantes de 21 y 22 años respectivamente, al finalizar su carrera universitaria, tenían una deuda de 50.000 libras además de enfrentarse al nuevo y competitivo mundo laboral. Al verse en esta situación nació el proyecto “Buy my Face” (Compra mi cara).

buy-my-face-foto

El proyecto es tan básico como lo describe su título, las marcas tienen la posibilidad de comprar anuncios que verán luego pintados en las caras de estos 2 chicos. Desde el lanzamiento del proyecto, ha sido todo un éxito, han recibido una gran cantidad de solicitudes de marcas interesadas en optar por este nuevo e innovador “medio” de publicidad.

Lo interesante del proyecto es que combina muchos factores, que si nos detenemos a analizarlos, realmente es una muy buena opción de publicidad.

Primero que nada, al pintarse el logo o slogan de una marca en sus caras, son el centro de atención por donde vayan, siempre los van a mirar, van a querer detallar, indagar porque tienen pintado eso en sus caras y la gente prestara atención a esta peculiar forma de publicidad.

El modelo de Buy my Face no es solo salir a la calle y mostrar sus caras pintadas, detrás de este simple proceso hay un gigantesco feedback haciendo uso de redes sociales, la página de buy my face , y el blog, donde van comentado cuestiones de sus contratos y van montando las fotografías de sus caras pintadas y el proceso detrás de ello.

Quizas te interese   Posters de la segunda guerra mundial

Todo este conjunto, de salir a la calle, causar ruido en redes sociales, tener un blog de respaldo y realmente ser beneficioso para las marcas que lo contratan es un claro ejemplo de cómo la creatividad de estos dos chicos, los ayudo a salir de la crisis y a reunir en solo 10 días más de 3.500 libras. Sin duda un modelo de publicidad totalmente innovador, que pensándolo bien puede ser replicado con otras personas adaptándolo y añadiéndole cosas bastante interesantes.

Días atrás comentamos otro ejemplo de publicidad creativa de una empresa Alemana que fabrica chicles y que los promociono con tickets de estacionamiento con sabor a menta .

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here